Cruzar la frontera entre Jordania e Israel

Muchas de las personas que viajan a Oriente Medio, realizan el triángulo de Jerusalén (Israel), Petra (Jordania) y El Cairo (Egipto). Debido al conflicto en esta área, ir del país judío a los países vecinos no es tarea fácil. Por ello, en este post te explico detalladamente cómo cruzar la frontera entre Jordania e Israel.

Durante mi estancia en Amman, decidí cruzar la frontera entre Jordania e Israel para visitar la ciudad sagrada por un día.
Sabía que no iba a ser fácil debido al conflicto que hay en Oriente Medio, no sólo entre Israel y Palestina, sino entre otros países colindantes.
Por ello, decidí contratar un servicio de traslado por medio de una agencia.
Sin embargo, si realizas el viaje acompañado, esto es algo que puedes hacer tú mismo tranquilamente con los pasos que te detallo a continuación.
Antes de pasar a explicar todo el cruce de fronteras, hay varias cosas que debes saber y entender para hacer este proceso más sencillo.

Tratados de paz con Jordania y Egipto

Como sabrás, el estado de Israel tal y como lo conocemos hoy fue establecido tras de la 2a Guerra Mundial, cuando la ONU aprobó, en el año 1947, la partición de Palestina en dos estados, uno árabe y uno judío.
La población árabe, en su mayoría de fé islámica, no aceptó el plan de las Naciones Unidas, lo cual llevó a sucesivas guerras entre el nuevo estado de Israel y sus países vecinos.
Hasta la fecha, las guerras no han cesado en Oriente Medio y la inestabilidad es la única constante en este lugar.
Sin embargo, dos países árabes vecinos llegaron a acuerdos de paz con el estado de Israel, lo cual ha facilitado el tránsito de un país a otro.
Estos países son Jordania y Egipto.
Hoy en día es posible viajar de Israel a Jordania y Egipto, pero debes seguir unas medidas cautelares.

Visado para visitar el estado de Israel

Los ciudadanos con pasaporte español  y de los siguientes países latinoamericanos* pueden obtener lo que se conoce una “visa on arrival” si llegan por tierra (Jordania o Egipto). El visado se tramitará en la aduana israelí al momento de llegar.
*Países latinoamericanos con “visa on arrival”: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Uruguay.
Para más información oficial: www.goisrael.es

El visado, como se observa en la foto de arriba, es un papel que uno debe mantener consigo en todo momento hasta que salga del país.
El visado no va sellado al pasaporte, con lo cual no hay constancia de que has visitado el país.
¿Por qué es importante esto?
Tal y como he comentado anteriormente, tras la creación del estado de Israel, varios países árabes declararon la guerra al país y aún hoy es considerado territorio enemigo.
Tener un sello del estado de Israel podría denegarte el acceso a otros países árabes en un futuro.
Por ello, si tienes previsto visitar otros países árabes que no sean ni Jordania o Egipto, aségurate de que no sellan tu pasaporte.
(NOTA: Como recomendación, si vas a visitar un país árabe después de Israel, visita las condiciones del país árabe en la página de la embajada. Te evitará un mal trago.)

El paso de la frontera

Ahora que he abordado estas medidas previas, vamos a entrar en todo el proceso fronterizo.
El proceso, en realidad, no es complicado si tienes todo en orden.
Pero sí que es largo. Así que te vas a tener que armar de paciencia.
Vamos paso por paso.
En Jordania existen dos pasos fronterizos por tierra; uno está al norte, cerca de Amman, y el otro está al sur, en Aqaba.
Sin embargo, si has entrado a Jordania por aire y con visado, también “on arrival”, tu visado será de única entrada.
Y ahora te puedes preguntar, vale y si es de única entrada…

¿Cómo lo hago para salir del país y volver a entrar desde Israel?

Debido a este tratado de paz del que te he hablado, puedes salir desde el cruce fronterizo del puente de King Hussein/Allenby sin necesidad de tener que obtener un nuevo visado para entrar en Jordania.
Por ello, es muy importante que cruces desde este paso fronterizo.
Los gastos para cruzar la frontera entre Jordania e Israel son los siguientes [precios de 2018]*:

Tasas de salida de Jordania: 20 dinares jordanos.

Traslado en autobús de la aduana jordana a la israelí: 7 dinares jordanos por trayecto, más 3 dinares por cada maleta.

Visado de Israel: Gratuito.

Tasas de salida de Israel: Aproximadamente 182 shekels israelíes.

Antes de plantarte en la aduana, te recomiendo que planifiques tu viaje. Cosas que tendrás que tener en cuenta:

1)La aduana cierra en días festivos judíos y musulmanes. Pregunta si hay alguna festividad en los días que vas a visitar estos países.

2)Aunque para los cristianos el día de descanso es los domingos, éstos son los viernes para musulmanes y sábados para judíos. La aduana suele cerrar antes estos días.

Mi recomendación es que vayas entre semana. Yo fui un lunes y todo fue muy bien.
(NOTA: Antes de cruzar, asegúrate de que las tasas no han incrementado. No siempre aceptan dólares americanos o euros.)

El cruce de frontera entre Jordania e Israel paso a paso

Vamos al grano…
La distancia geográfica entre Amman, la capital de Jordania, y la ciudad de Jerusalén, en Israel, no es grande…
Sin embargo, debido a las medidas de seguridad, el cruce te llevará como mínimo dos horas/dos horas y media.
Ten paciencia.
Yo salí de mi hotel en Amman a las 7:00 horas en punto y no llegué a Jerusalén hasta las 10:40 horas.
Insito, ten paciencia.
Para ir a la frontera, deberás pedir al taxista o conductor que te lleve al puente King Hussein/Allenby.
Llegarás a un punto que, como todo paso fronterizo, está un poco abandonado y degradado.
La aduana se encuentra a mano izquierda, tras un arco/acceso de color blanco.

En el lado jordano

En la aduana jordana tendrás que hacer lo siguiente:

1)Rellenar el formulario de salida.

2)Entregar el formulario de salida junto con el importe al aduanero.

3)Dejar tu pasaporte con el aduanero (no te preocupes, te lo devuelven después).

Una vez dejes tu pasaporte con el aduanero, sal del edificio y accede al autobús que está esperando fuera.
Ten el importe preparado contigo. El chófer entrará para pedir el importe.
Después, un agente de aduanta entrará y te devolverá el pasaporte.
La espera dentro del autobús suele ser un poco larga, ya que no suele salir hasta que éste se encuentre más o menos lleno.
Una vez haya una cantidad determinada de personas, el autobús partirá en dirección a la aduana israelí.
Éste es un tramo en el que no hay absolutamente nada. Es desierto.
Hay varios checkpoints y puede que hagan alguna parada.
En mi caso, hicieron una parada tanto a la ida como a la vuelta.

En el lado israelí

Cuando llegues al lado de la aduana israelí hay tres pasos que deberás seguir:

1er paso

En la primera cabina, el aduanero revisará tu pasaporte y hará las preguntas de rigor. ¿Cuántos días vas a estar? ¿Qué lugares vas a visitar? ¿Cuál es el motivo de tu visita?
Sobra decirlo, pero sé honesto con tus respuestas.

2do paso

Una vez revise tu pasaporte, pasarás por una zona de seguridad, similar a la de un aeropuerto, donde escanearán tu equipaje y pasarás por un detector.

3er paso

Después, seguirás por unas cabinas donde tramitan el visado. Ésta es la parte más larga.
Afortunadamente, cuando yo me encontraba en la aduana, decidieron dividir la línea en dos, justo donde yo estaba situada y me pasaron con otro aduanero. Dejé pasar a una mujer que iba con un bebé antes de mí y seguí tras ella.
En este punto volverán a hacerte las preguntas de rigor. Nuevamente, responde con honestidad y sé amable con el aduanero.
En mi caso, al ver el pasaporte español, empezó a hablarme de la La Liga y del F.C. Barcelona, lo cual hizo que el proceso fuera fácil.

Un papelito como visado

El aduanero israelí te entregará el papelito que muestro arriba en una foto. Ése es tu visado.
Consérvalo en un sitio seguro en todo momento hasta que salgas del país.
De ahí ya saldrás al exterior de la aduana y ya estarás oficialmente en el Estado de Israel.
El viaje de retorno es casi idéntico, pero algo más rápido.
Como habrás podido observar, el proceso no es complicado, pero sí largo.
Yo sólo visité el país por un día, algo que sorprendió a los aduaneros.

Últimas recomendaciones

Personalmente, te recomiendo que, si vas a pasar la frontera, al menos pases una noche en Jerusalén (o tu destino israelí).
Ten en cuenta que dedicarás aproximadamente seis horas a los trámites aduaneros, lo que te dejarán poco tiempo en Israel.
Es algo que merece la pena. Jerusalén es una ciudad que hay que visitar sin prisa, hay mucho que ver.
Espero que te haya gustado la explicación detallada. Si es así, comparte este post con tus amigos, ¡por favor!
*Gracias a un visitante de  Pack&Click por compartir las últimas tarifas de 2018 para el cruce.
Para recibir la última información sobre viajes y fotografía, te recomiendo que sigas mi cuenta de Instagram o Facebook.