Balance de 2018

Resumen de lo que ha dado este año a nivel personal y de viajes

Creo que 2018 va a pasar con el año que ha volado en mi vida. De verdad, no sé dónde ha ido a parar este año. 

2018 ha sido un año diferente en muchos aspectos. Ha sido un año de viajes hacia el interior, en vez de al exterior, como suele ser habitual por este blog. 

Por ello, y por otros motivos que explicaré a continuación, éste ha sido un año más lento de lo habitual en packandclick.com.

que ver en Guanajuato
Foto de Guanajuato desde el Mirador del Pípila al atardecer

Reflexiones escritas

Como ya te habrás dado cuenta, aunque sí que ha habido publicaciones, el movimiento en este blog ha estado más parado. El año pasado seguí, a rajatabla, un horario de publicación: miércoles, post sobre viajes; domingos, post sobre fotografía; al que generalmente le acompañaba un vídeo.

Y, ¿qué ha pasado este 2018? La respuesta más fácil y corta es que… me he quemado. No por el contenido. Me apasiona escribir. Es mi vía de escape.

Llevar un blog con un horario de publicación es un trabajo no remunerado. Si quieres hacer las cosas bien, gestionar un blog lleva tiempo. Mucho tiempo. 

Cada post que publico en Pack&Click me supone una media de seis horas de redacción, más edición fotográfica. Esto sin contar la “producción” casera de preparar el guión del vídeo, grabarlo mil veces porque no sé me da bien estar delante de las cámaras, y editarlo.

En resumen, un artículo me puede llevar hasta 12 horas hasta que le doy al botón de “publicar”.

Me quemé. Trabajar entre nueve o diez horas diarias para mis clientes me deja sin energía para seguir el ritmo que llevaba de dos posts semanales.

También puede parecer mentira, pero el no llevar un orden de posts o de tener un listado de lo que he publicado hasta la fecha, hizo que no supiese sobre qué escribir. 

A pesar de haber recorrido el mundo hace dos años, ¡se me habían agotado las ideas!

O eso creía yo….

La isla de Kaua’i, en Hawa’i.

Viaje al interior

Además de lo que comparto arriba, necesitaba hacer un viaje al interior. Un recorrido hacia dentro que no fue resuelto con mi viaje de 2016.

Este 2018 ha estado centrado en ello; en indagar e ir a la raíz de muchas situaciones y circunstancias que se han repetido a lo largo de mi vida.

Ha sido un año en el que he aprendido que:

  1. No tengo control sobre muchas cosas y debo aprender a que fluyan.
  2. Quedarse atascado en un bucle del pasado no es bueno.
  3. Preocuparse por un futuro incierto solo genera ansiedad innecesaria.

No quiero ahondar mucho en este tema, pero si te gusta la lectura, te recomiendo que leas El Poder Del Ahora, de Eckhart Tolle. Las lecciones que he aprendido gracias a éste y otro libro de carácter más espiritual titulado Volver Al Amor, de Marianne Williamson; han sido dos fuentes de inspiración para aprender a disfrutar del tiempo presente. ¡Es todo lo que tenemos!

Tanto me han ayudado, que hace dos meses decidí crear una página de carácter más espiritual llamada mindfulmai.com Si quieres aprender más sobre la meditación/yoga y otros temas más espirituales, te invito a que le eches un vistazo.

Nuevos comienzos

Dicho todo esto… ¡Y espero no haberme puesto muy melancólica! En verano de 2018 sentí unas energías renovadas con el blog.

Sé que de cara al exterior no habéis notado mucha diferencia, pero he estado trabajando sin parar desde las bambalinas de Pack&Click.

Hace un año y medio comencé a escribir un libro que dejé a medias. En parte porque pensé que a nadie le iba a interesar leerlo, y en parte porque, como he dicho, tenía otras prioridades a principios de este año.

Pero, en agosto recuperé esa energía que me animó a escribir y escribir hasta completar el libro. Ya está impreso y próximamente os hablaré más acerca de él en el blog.

Además, y visto que me había quedado “seca” de ideas y decirme pero, ¿cómo puede ser posible? ¿Con todo lo que tus ojos han visto?

Pues la sequía también ha llegado a su fin. Desde agosto y hasta hace aproximadamente un mes, he estado limpiando todo el contenido de la web. He eliminado casi 40 posts antiguos que no servían de mucho y no eran útiles para las personas que visitaban Pack&Click.

Lo he catalogado todo por categoría, estructura, temática y hasta enlaces entrantes/salientes.

Quería ver qué había en Pack&Click hasta la fecha, para saber sobre qué escribir en el futuro. Y creo que visto lo visto, podría seguir escribiendo artículos durante dos años más sin necesidad de salir de casa… ¿Cómo puede ser que me quedara seca de ideas? En fin, supongo que a veces pasa.

Día nublado en San Francisco.

Proyectos futuros

Aunque aún no te puedo adelantar mucho, en 2019 va a haber muchos cambios visibles en la web. Estoy muy emocionada al respecto y he recuperado la ilusión que en un momento había perdido por Pack&Click.

No voy a poder seguir el ritmo de redacción que me había impuesto en 2017. Prefiero escribir menos contenido, pero que éste sea de calidad. Pero vuelvo con muchas ganas e ilusión de seguir compartiendo artículos contigo.

Gracias por haber sido un/a lector/a fiel durante los casi cuatro años que tiene esta web.  Sin ti, si tu apoyo, creo que este pequeño rincón de la web no estaría aquí hoy.

¿Y qué pasa con los viajes?

Tal y como he dicho al principio, este año no he viajado mucho en comparación con años anteriores. Pero hagamos un resumen viajero de lo que ha dado este 2018:

Febrero: Regreso a Guanajuato

Empecé bien el año, volviendo a visitar una de mis ciudades favoritas del mundo. Gracias a mi amiga Flavia, que nuevamente hizo de anfitriona, volví a disfrutar del color y ambiente de esta bella ciudad del bajío. Más adelante hice una colaboración Expedia México, donde compartí cinco rincones románticos en Guanajuato. 

Marzo: De nuevo en Sin City

Debido a su “proximidad” geográfica, suelo visitar Las Vegas todos los años. Esta vez fue para celebrar el 30 cumpleaños de una amiga y asistir a un show de strip-tease con chicos de Australia. El show se llama Thunder From Down Under… Muy interesante. 

Por cierto, si tienes pensado visitar Las Vegas, aquí te dejo un post completo sobre alojamiento y otro sobre cosas que puedes hacer en la “Ciudad del Pecado”.

Abril: Vuelta a casa

En abril volví a casa para asistir a la boda de mi hermana y mi cuñada. Fue un día que salió redondo en todos los sentidos y en el que se me llenó el alma al ver a mi hermana tan feliz.

Fue bonito volver a casa con un motivo tan especial. Apenas tuve tiempo de ver sitios por Euskadi, pero me fue más que suficiente poder disfrutar de mi familia y amigos.

Mayo: Recorriendo California

De regreso a mi casa adoptiva, me traje a mis padres conmigo. Hicimos una ruta desde Los Ángeles hasta San Francisco, y paramos en algún sitio a medias para que conocieran la ciudad mas danesa de California conocida como Solvang.

Septiembre: Aloha, Hawai’i

Un año antes y, aprovechando que tenía unos puntos de avión que iban a caducar, viajé a Hawai’i por primera vez.

Mi estancia en la isla de Kaua’i fue de ensueño, y aunque aún no he escrito nada al respecto, espero contaros más acerca de este precioso rincón del mundo próximamente.

El cañón del Antílope en Arizona.

Noviembre: Road trip hasta Monument Valley

Mi hermano vino a visitarme en noviembre. Algo que nos gusta mucho a los dos es hacer rutas por carretera.

Así que, aprovechando su visita, cogimos el coche y salimos desde Los Ángeles en ruta hacia Las Vegas > Antelope Canyon y Horseshoe Bend > Lake Powell > Monument Valley > Grand Canyon y Sedona.

¡Casi nada! Fueron muchas las millas recorridas, pero este viaje nos ha unido mas si cabe.  

Y qué te voy a decir sobre los sitios visitados. Fue magia, pura magia…

Hablaré más de ellos proximamente.

Diciembre: Vuelta a San Francisco y… a casa

Este último viaje a San Francisco ha sido inesperado y repentino, pero creo que ha supuesto el mejor regalo de Navidad y cumpleaños que me podrían haber dado. 

No puedo revelar mucho al respecto en estos momentos, pero en su momento compartiré por qué terminé yendo a última hora a San Francisco.

Mi último viaje del año me lleva a casa… Llevaba muchos años sin pasar las navidades con mi familia y amigos, y en un momento de impulsividad decidí comprar los billetes para ir a casa. 

Espero que tu Navidad también sea especial y puedas disfrutar de tus seres queridos. 

Volveré en unas semanas con mas ganas y contenido que nunca para Pack&Click.